Reseña Histórica

De acuerdo al relato aportado por la Sra. Ramona Gil de López, los orígenes de la Escuela Básica “Emiro Fuenmayor” son anteriores a la década de los años 50, con una primera escuela que funcionaba en la comunidad de Pueblo Nuevo (antes de que surgiera el barrio Simón Bolívar), la cual estaba ubicada cerca de la escalera de la Liria, donde están las escaleras del pasaje 1 vía el Sanatorio, en la hacienda de las González. Era “…una casa con un jardín grande rodeado de cafetales y bancas para los alumnos que eran como 25. Las clases eran de primero a sexto grado, con una sola profesora Doña Evelia González, quien cobraba 3 Bs. mensuales por alumno”.

Según la Sra. Gil, hacia el año 1959, esa primera escuela se hizo muy pequeña debido al crecimiento de la población estudiantil, y la gobernación del Estado trasladó para la misma población una escuela denominada Escuela Estadal Unitaria # 24, proveniente del Municipio Chama,  cuya preceptora era la ciudadana Berta Flores Guillen. Fue así, como en el año de 1959, en el sector denominado Pueblo Nuevo, ya existían 2 escuelas, una regentada por la profesora Ana Itala de Lobo y la otra por  Berta Flores Guillen. La Gobernación del Estado decide entonces agruparlas en una sola.

Estas maestras se dan cuenta inmediatamente de la necesidad de un local escolar para el funcionamiento de los planteles ya existentes, ya que al agruparse estas escuelas la matricula escolar era mayor. Además se preocuparon en buscar junto con la comunidad que se asignarán otras maestras para atender a la población escolar que se había elevado y que debían pasar a otros grados.

De igual forma, no escatimaron esfuerzos en la búsqueda de un local  apropiado con el apoyo de los representantes y la comunidad en general, encontrando la colaboración de todos. Al mismo tiempo, se nombraron comisiones para las conversaciones con los organismos públicos y partidos políticos del Estado, logrando el compromiso de mejorar las condiciones y la construcción de un nuevo plantel educativo.

Es importante destacar que, ante la insistencia de las comisiones, el Ciudadano Gobernador del Estado y el Director de Educación del Estado, ordenaron a la maestra Bertha Flores Guillen, levantar un censo socioeconómico de la población y la ubicación del terreno para la edificación del plantel, así se inicia la obra de la escuela en junio de 1960.

En tal sentido, el 21 de octubre de 1960 se puso en servicio la mueva escuela, figurando como “Concentración Escolar” y siendo nombrada como Coordinadora la maestra Bertha Flores Guillen, acompañada en la misión docente por sus colegas Ana Itala de Lobo, Erminda García, Saralina Sulbarán y Margarita de Mercado.

El grupo fue inaugurado por el Dr. Pedro Espinoza Velaría, Gobernador del Estado, el ciudadano Dr. Lubin Maldonado; Secretario General de Gobierno y el Prof. Gustavo Amador López, Director de Educación.

Al celebrarse el primer aniversario (1961) de la nueva sede del “Grupo de Concentración Escolar”, se cambia su denominación a “Escuela Estadal Graduada “Emiro Fuenmayor”, por iniciativa del profesor Gustavo Amador López, Director de Educación del Estado, siendo la primera escuela graduada que tenía el Estado. Dicho nombre se debió a una deuda de gratitud que existía hacia el insigne y gran educador, iniciativa, también del Prof. Gustavo López. Además, se creó el cargo de la primera aseadora que tuvo la escuela, quien era una de las fundadoras y habitante del Barrio Pueblo Nuevo.

Con el objeto  de comprender aún más los inicios de la institución, recogemos el testimonio dado por la Sra. Ifigenia Gutiérrez (conocida en el sector como la Sra. Pancha, tiene 80 años de edad y vive en el barrio hace 48 años)  quien señala que efectivamente a raíz de la inauguración de la escuela se elevó, aún más, la matricula de la escuela, ya que no solo se atendía a niños de los barrios fundadores de la misma, sino que se agregaron menores de otras barriadas circunvecinas, como San José de las Flores Bajo, San Juan Bautista, Sto. Domingo y de la Av. 1, por lo que se hizo necesario crear anexos a la escuela, así como nuevas secciones para cada grado.

De acuerdo con otra habitante del barrio, la Sra. Blanca González, fueron rentados por la Gobernación del Estado, aproximadamente en los años 70, espacios acondicionados para el funcionamiento de la escuela. El primero de ellos estaba ubicado en la planta baja de una casa al frente de la escuela, perteneciente a la Señora María Melania Rincón de González, comprendiendo 4 salones, 3 para aula de clases y 1 para la biblioteca, 2 baños y un pasillo. El segundo espacio tenia conexión directa con la escuela a través de una puerta, la cual accedía al patio central, comprendía 3 salones de clase y su dueño era el Sr. Francisco Quintero.

Otro aspecto importante a mencionar, es que en el año 1971 en esta escuela se creó el Preescolar, siendo sus primeras maestras las ciudadanas Cecilia Martos  y Teresa Díaz, con 2 secciones, una en la mañana y la otra en la tarde.

Es así, como se inicia una nueva etapa en la escuela de ésta comunidad, ya que se integran a dicha labor, no sólo más maestras, sino más alumnos cursantes de distintos grados y de preescolar, todo lo cual crearía en los educadores, los alumnos y la comunidad la valoración de la escuela, principalmente al reconocerla como un logro vital fundamentalmente alcanzado por ellos.

En 1985, veinticinco años más tarde de la fundación de la 1era sede de la escuela, el crecimiento poblacional hace evidente la necesidad de crear un nuevo local educativo, con mayor capacidad y acondicionamiento a los requerimientos de la actualidad, ya que la primera sede se hace insuficiente. Renace la expectativa entre sus docentes y comunidad de solicitar al Gobierno Estadal de turno una edificación con instalaciones educativas aptas, entre ellas: cancha deportiva, comedor, laboratorio, talleres, áreas de desarrollo de tecnologías, mayor espacio en la biblioteca, un lugar especifico para el preescolar, entre otros; donde se pudiera albergar un mayor número de estudiantes que no solo pertenecieran al sector, sino a zonas aledañas dentro y fuera de la parroquia, y que no sólo estuvieran incluidos el preescolar y las Etapas I y II de Educación Básica, sino también la III Etapa.

Luego de una prolongada lucha, en que la comunidad trabajó intensamente se logró la construcción de una moderna y funcional sede, en terrenos ubicados a un lado del Ambulatorio Venezuela, en la Avenida las Américas.

Es así, como a partir del año 1985, el gobierno regional autoriza la construcción de una nueva estructura para tal escuela, en un terreno perteneciente a la Alcaldía del Municipio Libertador, en la Av. Las Américas, colindante con los Barrios Pueblo Nuevo y Simón Bolívar.  El 26 de marzo de 1986, la Gobernación del Estado firma el 1º contrato con la constructora López y Pino S.R.L., con el objeto de construir el Ciclo Básico Emiro “Fuenmayor” III Etapa, por un monto de un millón novecientos noventa y nueve mil novecientos cincuenta bolívares con 60/100 (Bs. 1.999.950,60).  De la misma forma, firman un 2º y 3º contrato.  El segundo por la cantidad de dos millones cuatrocientos